Urge descriminalizar las Adicciones y atenderlas de manera integral en México 

Por Alfredo Pérez 

El tema de las adicciones en México deben ser atendido desde la perspectiva de la salud pública y no solo de la seguridad como se ha venido realizando por muchos años.
  

Se estima que los jóvenes adolescentes detenidos por la comisión de un hecho delictivo en nuestro país han consumido enervantes, estimulantes y/o substancias ilegales por lo menos el 91 por ciento y los delitos que más se cometen son lesiones, robo a transeúnte, daños en propiedad ajena, robo a casa habitación, robo a negocio, narcomenudeo y violencia intrafamiliar. 

Algunos estadistas señalan que en cada una de estas figuras delictivas, la mecánica de los hechos se cometió bajo el influjo de alguna droga o por obtener el recurso económico para adquirirla.

 Toxicólogos Forenses afirman de los 400 componentes que forman parte de la flor de la amapola, 70 de ellos son cannabinoides; esto confirma que la posibilidad de adiccion es sumamente alta desde el momento en el que el joven adolescente consumió por primera vez algún tipo de de esos componentes. 
Aunque si bien es cierto para el ser humano los efectos de este consumo en el cerebro duran aproximadamente 24 horas, el cuerpo almacena las substancias de tres a cuatro semanas, lo que provoca un efecto retardado en su proceso de desintoxicación natural. 
 

En México el consumo de la marihuana en menores de 18 años puede generar mayores consecuencias en su edad adulta y se estima aumenta más de 10 por ciento la posibilidad de la adicción.

 Es por ello que la ciudadanía debe entender que el tema sobre la despenalización de la marihuana que estuvo en discusión en algunos espacios legislativos, debe surgir a partir de las propuestas y foros donde la prioridad sea educar y crear conciencia sobre los efectos secundarios del consumo del enervante.

 Lo cierto es que frente a todo mito urbano, que las hojas secas, flores, tallos y semillas o plantas pueden ser adictivas y se ha incrementado la práctica de fumar los compuestos y/o extractos de la marihuana cuyos niveles de THC son altos y provocan una percepción distorsionada de la realidad, cambios de ánimo, depresión, ansiedad, neurosis, falta de coordinación motriz, dificultad al pensar y falta de capacidad para resolver problemas.

 Hoy en día las estadísticas señalan que 30 por ciento de consumidores de marihuana desarrollan un problema alto de consumo, dependencia y adicción. Mismos datos que reflejan que las personas adultas cuyo inicio en el consumo de la marihuana antes de los 18 años de edad, son de 4 a 7 veces más probables en desarrollar un problema de consumo y adicción.

 Durante el año 2015 en Baja California se cometieron más de seis mil delitos vinculados con la comercialización de estupefacientes, posesión y posesión con fines de venta. Aunque la marihuana estaba en segundo lugar luego de las metanfetaminas, lo cierto es que hubo más de siete mil personas aseguradas en el Estado por dichas conductas delictivas. 

 Ante estos hechos, resulta oportuno considerar que el tema merece ser atendido de manera integral con tolerancia y respeto en las diversas opiniones de los especialistas. Algunos lo señalan como un “problema” de seguridad pública y la realidad es que representa un reflejo de la descomposición social y las graves afectaciones que están teniendo nuestros jóvenes adolescentes en muchos de los casos.

 Es inevitable que la agenda pública de los gobiernos debe considerar la descriminalización de las personas en situación de adición y por otra parte sumar esfuerzos por atenderlos desde una perspectiva de la salud pública.

El consumo de la marihuana ha sido vinculado con problemas de salud mental como la depresión, ansiedad y pensamientos suicidas entre los adolescentes. Permitir el consumo de drogas en espacios escolares y laborales genera un gran abismo entre el quehacer diario, la productividad, atención, aprendizaje y razonamiento. 

Sin duda alguna los delincuentes buscan estar presentes en lugares que son redituables para su venta y distribución de la marihuana, de ahí a que la sociedad denuncie y, el Estado sea contundente en acciones contra quienes transgredan la Ley.

La venta, posesión, traslado y distribución de sustancias psicotrópicas son generadores de violencia social y delincuencia. Aquella sociedad donde desaparece la capacidad de asombro ante hechos violentos derivados del consumo de estupefacientes está condenada al estancamiento y nulo progreso. 
Sin embargo, habrá que ser muy puntuales en no criminalizar la adicción y sí fortalecer las acciones conjuntas que refuercen el mejoramiento de la salud pública. 

Twitter: @AlfredoPerezMX

Facebook: AlfredoPerezMX

 

Anuncios

Detectan nuevas modalidades de engaño telefónico a comercios y consultorios médicos en Baja California. SSPE

TIJUANA.- Durante 2017, La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), a través del Centro Estatal de Denuncia, ha detectado nuevas modalidades de engaño telefónico a comercios y consultorios médicos.

a través de Detecta SSPE nuevos fraudes telefónicos en comercios — En Línea BC

Exhortan a denunciar mediante el numero 089 en Baja California.

MEXICALI.- La participación de la ciudadanía, a través del número de Denuncia Anónima 089, ha permitido la captura de delincuentes e importantes decomisos de droga durante el primer bimestre del año, por lo cual el Grupo de Coordinación integrado por autoridades municipales, estatales, federales, Ejército Mexicano y Secretaría de Marina exhorta a la ciudadanía a seguir […]

a través de ExhortaGgrupo de Coordinación a denunciar al número 089 — En Línea BC

INVITA SOCIFO A CURSO SOBRE METODOS DE INVESTIGACION EN CRIMINOLOGÍA CORPORATIVA

Tijuana, B.C. a 4 de Abril de 2017-. A fin de dotar de herramientas para determinar riesgos y evaluar acciones de carácter preventivo en hechos delictivos que puedan suscitarse en empresas y grupos corporativos, la Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California A.C. (Socifo) está invitando al Curso “Seis Métodos de Investigación en Criminología Corporativa”, dirigida a universitarios, profesionistas afines a las ciencias forenses, seguridad privada y seguridad ciudadana o quienes laboren en empresas u organizaciones en áreas de prevención de robo.

La coordinadora de la Socifo en Baja California, Cristina Padilla, explicó que el taller se realiza en coordinación con el Instituto Regional de Investigaciones sobre Prevención y Participación Ciudadana en Baja California, A.C. y con la organización Criminologia Dinámica que dirige el Mtro Jose Luis Prieto.

El objetivo es proveer al participante de las herramientas necesarias para que pueda diseñar, gestionar y supervisar actividades diversas, como análisis de riesgos, planes de contingencia, estrategias de administración, gestión de riesgos y prevención de pérdidas en el sector privado, para corporaciones públicas y privadas.

El curso será impartido el Sabado 8 de Abril de 9:00 am. a 2:00 pm., en la Sala de capacitación de Socifo, ubicada en Av. Melchor Ocampo #5290, Interior E, Fraccionamiento Anáhuac., por lo que los interesados deberán entrar al portal http://www.socifobc.org o enviar un correo a las cuentas socifo.bc@hotmail.com o socifo.bc@gmail.com, o también podría llamar al teléfono 608-1777 y enviar mensaje al 6641668671.

Padilla detalló que la sesión está dividida por temas, por lo que se enfocarán en los principios de prevención de pérdidas, donde se brindarán los conocimientos necesarios sobre el tema, entendiendo ademas qué es la merma y cómo se calcula, así como los elementos del robo interno y externo.

Por su parte Liliana Morales especialista en psicología y parte de la organización del curso explico que este se encuentra enfocado al análisis de riesgos y ofrece conocimientos sobre la teoría de la elección racional, la teoría de las actividades rutinarias, el triángulo del delito, el cálculo de riesgos; ademas de analizar la administración de Investigaciones, tema que abarcará entre sus puntos los tipos de investigación, recursos, manejo de casos, técnicas y herramientas investigativas.

Finalmente, la criminología Cristina Padilla indicó que el Curso estará a cargo de del Mtro. José Luis Prieto Montes, Criminólogo con Posgrado en Psicología Criminal y del trabajo, certificado como Loss Prevention Detective, entre otros títulos, además de ser Miembro de Asis Internacional, Asesor de Seguridad Patrimonial y Gerente Regional de Prevención de Pérdidas, autor de varios libros y artículos sobre el tema, con experiencia profesional en el ramo de la investigación privada en empresas líderes a nivel nacional en el giro de logística y retail.

PIDE IGLESIA VERDADERO PLAN DE SEGURIDAD

Vista-panoramica-del-Centro-Cultural-Tijuana-Credito-Victor-Roque-250x250Un verdadero plan de seguridad publica en el que participe el gobierno y la sociedad es lo que pidió la iglesia católica para reducir los índices delictivos pues van en incremento. En conferencia de prensa, el Arzobispo de Tijuana, Francisco Moreno Barrón, afirmó: ‘’Sería bueno que autoridades, con el apoyo de la sociedad, plantearan un proyecto serio, corresponsable, donde podamos empezar a disminuir los indicies delictivos’’. La autoridad civil no tiene todas las respuestas, ni tiene todos los recursos, tampoco la varita mágica para resolver este clima de inseguridad, admitió.

Prevención de robo a tiendas durante la temporada navideña. — Criminología Dinámica

La Prevención de robo a tiendas durante la temporada navideña es una de las funciones del Criminólogo corporativo que se desempeña en el negocio del Retail. A través de estrategias y el uso optimo de los recursos se busca ayudar al comercio a reforzar sus medidas de seguridad y facilitar la prevención del hurto, de…

a través de Prevención de robo a tiendas durante la temporada navideña. — Criminología Dinámica

La sociología criminal como coadyuvante en la prevención del delito.

ferri_sociologie_criminelleSabías que la Sociología Criminal es una rama de la Criminología cuyo objeto de estudio es el delito como fenómeno social y los factores sociológicos que intervienen en su producción.

El término se debe a Enrico Ferri (Jurista Italiano), quien resumió y sistematizó en sociología criminal, sus ideas sobre derecho penal y criminología, el autor impone el estudio del delincuente, desde el punto de vista antropológico y psicológico (1900).

Es decir  la sociología criminal se encarga de conocer las causas de la criminalidad, como prevenirla y cuál será su tratamiento. Para ello analiza los medios de prevención más convenientes al tratamiento que propone.

La tarea clínica de la Sociología Criminal consiste en estudiar, controlar y observar permanentemente a los criminales, diseñar estrategias que eviten y prevengan los delitos, pero sobre todo a transformar el medio para que se puedan inhibir los factores que propician las conductas antisociales.