PARA PADRES DE FAMILIA PRIMERO EL CELULAR, LUEGO SUS NIÑOS. LOS JUEGOS INFANTILES CONVERTIDOS EN CAMPOS DE GUERRA: AJEDREZ POLITICO

WhatsApp Image 2019-05-19 at 09.17.48Por: SERGIO ANZURES

En verdaderos campos de batalla se han convertido los juegos infantiles utilizados como distractor para niños y niñas en restaurantes y algunos lugares de venta de hamburguesas en Tijuana y en parques de la ciudad.

Bastaría observar cómo padres de familia abandonan por completo el cuidado de los niños, quienes son depositados y olvidados en el “campo de guerra”.

Se percibe catastrófico, pero es la realidad, tanto que es más fuerte el vínculo entre el teléfono celular y los propios padres de familia que el cuidado de sus niños.

A través de las redes sociales se han proyectado en videos cuando algunos agresores sexuales o personas desconocidas se llevan a los menores en cuestión de segundos en parques infantiles y aun así, ante estos hechos, los padres de familia siguen actuando con absoluta irresponsabilidad.
Por otra parte, los niños con absoluta libertad, literalmente sueltos y sin límites, se vuelven locos en el subir y bajar de estos juegos que carecen de supervisión en el diseño ergonométrico y construcción.

En algunos restaurantes o lugares públicos estos juegos infantiles presentan riesgos evidentes por un tornillo suelto, falta de colchoneta o cuando son de madera astillas son observadas.

Psicólogos y licenciados en educación señalaron a AJEDREZ POLÍTICO que ante este escenario que pareciera campo de obstáculos de entrenamiento táctico, los niños vueltos locos suben y bajan escaleras, cruzan puentes, arrojan pelotas e ingresan a zonas prohibidas, solo son advertidos por los gritos que a lo lejos se escucha de parte de una madre de familia.

Como si se tratara de una vecindad, los gritos y más gritos que vienen de las madres de familia, tías o hermanas y uno que otro padre también descuidado, solo se escuchan en los momentos que dejaron de observar los teléfonos.

Todo el reflejo y descomposición que surge del núcleo familiar lo puede observar en el comportamiento de los niños, cada vez más agresivos y violentos con un lenguaje que usted puede escuchar solamente en adultos o en películas de burdeles.

La pregunta es: ¿qué estamos generando en nuestras casas? Los niños violentos y delincuentes no provienen de otro planeta ni vienen de la luna, son el producto de la descomposición social y descuido de muchos de los padres de familia que, al no supervisar su crecimiento y su desarrollo, dejan que sean las aplicaciones e internet quienes funjan como niñeras o, en el peor de los casos, que sean quienes estén educando y formando “los valores” en los pequeños.

Aunque parezca algo irrelevante, dos psicólogos coinciden que la combinación de todos estos componentes, construyen un “campo de guerra” en donde es común observar a niños violentos que agreden y hacen bullying a otros niños y niñas que no son agresivos; carecen de protección ante las agresiones verbal, física y psicológica; por ello, de nueva cuenta surge la pregunta: ¿qué queremos producir y entregar a la sociedad? ¿qué tipo de adultos tendremos en algunos años?

Cita una frase que a la letra dice: “Educa bien a tus hijos hoy para que mañana no se conviertan en delincuentes”.

Es momento de hacer algo.

Anuncios

CASI 900 CRÍMENES, LAS ARMAS SIGUEN EN LAS CALLES: AJEDREZ POLÍTICO

Asesinatos_Secuestrosm_Mexico_Alcaldes_de_Mexico_Septiembre_2018*PROPUESTAS PARA MODIFICAR LA LEY, Y EL CODIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES Y LOS ASESINATOS NO PARAN

Por: SERGIO ANZURES

Es cuestión de días para que en Tijuana la cifra de ejecuciones llegue a los 900 en estos cinco meses. El índice e impunidad, desde hace más de un año, se le atribuye a la falta de prisión preventiva para quienes son detenidos con armas de fuego.

Esta situación es parcialmente real. La nula disposición y capacitación de los primeros respondientes, así como las deficientes disposiciones del asegurado ahora imputado, obligan a que muchos jueces no encuentren argumentos suficientes para dejar en prisión a quienes portan armas cortas y largas.

De lado dejaron los argumentos de alta peligrosidad y perjuicio a la sociedad. Sencillamente el individuo “entra y sale como Juan por su casa”.

En una plática con dos jueces, explicaron a AJEDREZ POLÍTICO que el Ministerio Público debe reunir los elementos necesarios que le brindan los primeros respondientes, en este caso cualquier policía que conoce del hecho y detiene a quienes traen las armas, para solicitar ante el juez que el individuo se quede en prisión preventiva, pero muchas veces los argumentos no son fundamentados.

En el caso de la flagrancia, bastaría con el error de los tiempos de la detención para que las personas puedan salir.

No podemos precisar si debemos esperar diez años en esta curva de aprendizaje, como lo señalan especialistas del Instituto Nacional de Ciencias Penales, para entender el Nuevo Sistema de Justicia Penal, o durante esta curva se trate de proponer ajustes y reformas a las leyes (como se ha hecho) para que quien porte un arma se quede “guardado”.

Tampoco podemos pensar que la ignorancia o complicidad de agentes y policías municipales (algunos, no todos), ante los vacíos legales, estén abriendo la puerta giratoria que da más vueltas que un carrusel día con día.

Tampoco podemos pensar que las propuestas legislativas y acuerdos ante el Consejo de Seguridad Pública, como recientemente lo han informado las autoridades, logre que los sujetos sean aprehendidos y resguardados en prisión.

Hoy, los principales actores políticos y titulares de seguridad se han atribuido logros de estos acuerdos y propuestas de cambio en las leyes, sin embargo, aún no está concluido dicho proceso.

Lo cierto es que para los especialistas en del Nuevo Sistema de Justicia Penal, la disposición atenta contra la esencia de dicho sistema, y pone de manifiesto la falta de capacidad de las autoridades por resolver un problema de manera integral y no solo correctiva.

Ahora, han transcurrido los meses y parece nunca acabar la tasa tan alta de homicidios, ni con propuestas ni modificaciones a la ley ni con banderas políticas o certificaciones disminuye la violencia en Tijuana.

En tan solo una tarde, cuatro personas fueron ejecutadas y el sábado 10 asesinados.
Muertos siguen y siguen sin que el problema se resuelva.

¿Ahora qué tendrán que modificar o proponer?

¿A quién culpar por la ineficiencia e ineptitud?

Las armas y asesinatos siguen en las calles de Tijuana y las armas no vienen de otro planeta.

EL BULLYING EN LAS SECUNDARIAS DE TIJUANA, INDICADORES REGISTRAN INCREMENTO DE ACOSO ESCOLAR A PARTIR DEL 2012. AJEDREZ POLÍTICO

La Decision es de ella (3).jpg

Por: SERGIO ANZURES

Un informe al que AJEDREZ POLITiCO tuvo acceso, revela que la violencia está presente entre los adolescentes de las escuelas secundarias de Tijuana.

Es preocupante que el 33% ha sido víctima de alguna manifestación de violencia dentro de los planteles educativos, el 22% la ha ejercido de alguna forma y el 37% la ha visualizado.
En cuanto a las manifestaciones de violencia que con mayor frecuencia se presenta entre los jóvenes y resulta alarmante es la que se da a través de las redes sociales o llamada violencia cibernética con el 90%.

Le sigue la violencia emocional, sexual y física.
Hay una lista de escuelas públicas y privadas en que el bullying se manifiesta fuertemente, pero la autoridad educativa estatal no da los nombres por lo sensible del tema y porque no cuenta con estrategias para abordarlo.

Si bien se trata de un asunto que sociedad y gobierno deben resolver de manera conjunta, es sorprendente que este 2019 apenas se destinaron 835 mil 471 pesos a la Dirección de Prevención del Delito y Participación Ciudadana.

Psicólogos y pedagogos consideran que urge trabajar de la mano con los sectores que conforma el entorno del joven, la familia, escuela y sociedad, así como en el reforzamiento de sus factores protectores.
Uno de los grandes problemas que presentan tanto víctimas como abusadores son las dificultades de relación y de las habilidades sociales que permitan encontrar soluciones asertivas a las situaciones, por ello se deben fomentar la mediación y solución de conflictos estudiantiles.

Es importante sensibilizar a la población con este tema e implementar estrategias de prevención en los colegios, escuelas públicas y políticas de gobierno.

“Debemos aceptar que la responsabilidad del joven agresor, el joven víctima y el joven testigo es compartida tanto por las instituciones educativas, la familia, la comunidad y la sociedad en general”, aseguran los especialistas.

Señalan que la falta de conocimiento se convierte en el mejor amigo para quienes práctican la violencia. Sin víctima no existe agresor, sin agresor no existe víctima. El fingir que no pasa nada, no significa que dejara de existir.

Hace aproximadamente nueve años, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), informaba que el 40% de la población escolar de primaria y secundaria en nuestro país, había sido víctima de violencia o bullying.
Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México ocupaba el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica ya que afectaba a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria tanto públicas como privadas.

Los indicadores a partir de esas fechas fueron a la alza, poco se ha logrado hacer. La violencia en las escuelas está en aumento, este fenómeno se encuentra entre niños y jóvenes.

Con tal claridad podemos observar que la violencia en los planteles educativos no son hechos aislados y están afectando directamente a nuestros niños y adolescentes por lo que se deben diseñar estrategias integrales para detener este fenómeno negativo.

Organismos de la sociedad civil refieren que en una muestra aleatoria de 300 estudiantes de nivel secundaria en la colonia El Pípila en Tijuana, se logró identificar qué tipo de rol es el que se presenta con mayor frecuencia en los estudiantes, siendo estos clasificados como testigo u observador, agresor o víctima y de la misma manera los estudios señalaban que la violencia se daba en distintas formas, físico, emocional (psicológico), sexual o cibernético.

En otros casos la violencia era vertical es decir, el acoso o violencia escolar que puede ser maestro – alumno, alumno-maestro o alumno-alumno.

Sin embargo, resulta lamentable que ante dicho fenómeno social que afecta la armonía y tranquilidad de nuestros niños, los alumnos para sobrellevar situaciones de adversidad, tienen que desarrollar habilidades y hábitos que tienen otros jóvenes afectados.

En la agenda de los actores políticos y funcionarios que asuman las riendas del gobierno del Estado, Municipios y Congreso Local deberá existir una apartado que contemple detectar y atender las conductas de violencia escolar entre los estudiantes de secundaria.

Así como desarrollar un modelo de integración y diseño de estrategias cognitivas, conductuales y emocionales para disminuir y combatir dichas conductas en todos los planteles educativos de Tijuana.

LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER DISFRAZADA DE CAMPAÑA POLÍTICA: AJEDREZ POLÍTICO

WhatsApp Image 2019-06-06 at 12.34.54*EN TODOS LOS ÁMBITOS SE AGREDE A LAS FÉMINAS EN BAJA CALIFORNIA

*LA ENTIDAD OCUPA EL TERCER LUGAR EN EL PAÍS CON ESE PROBLEMA

POR: SERGIO ANZURES

Arduo ha sido el camino que por la vida deben recorrer muchas mujeres en la búsqueda de la igualdad de sus derechos; su lucha parece no tener fin. Participar en la vida política y tomar sus propias decisiones, son sin duda metas que se han logrado a través de los años.

Tan sólo el año pasado, 22 mil llamadas de auxilio se recibieron en el teléfono de emergencias 911 de Baja California.

Las llamadas versaban sobre la violencia que sofocaba a la mujer denunciante: violencia física, psicológica, económica y verbal.

Nuestra entidad se sitúa lamentablemente en uno de los tres primeros lugares de violencia en contra de la mujer en nuestro país.

Tal y como lo acaba de leer estimado lector, la violencia contra la mujer, fuera o dentro de la familia, ocupa el primer lugar en las llamadas de emergencia que reciben los C4 a través del 911 en Baja California.

Los datos deberían de preocuparnos más que cualquier tipo de conducta, porque en ella están las bases de todos los problemas sociales.

Sin embargo, resulta inconcebible entender de qué manera una mujer que se aventura en la carrera política, debe recorrer un camino tan espinoso, conformado por agresiones de sus adversarios.

Especialistas, defensores de derechos humanos y psicólogos coinciden en que Mexicali fue uno de los escenarios más evidentes de esta agresión y violencia contra la mujer disfrazada de campaña política.

Elvira Luna lo denunció en Mexicali, alzó la voz ante diversas agresiones de las que fue víctima ella y otras simpatizantes de su partido.

También lo fue Marina del Pilar, candidata por MORENA, quien por el hecho de ser joven, emprendedora y haber tenido algunos tropezones en sus declaraciones públicas, el equipo de Gustavo Sánchez, candidato del PAN a la presidencia municipal de Mexicali, se le fue a la cabeza con todo, los discursos, los spots y mensajes entre líneas de calificarla como torpe, imprudente, carente de experiencia y otros calificativos disfrazados de campaña política, la convirtieron en otra víctima más de esta violencia verbal y psicológica contra la mujer.

Pero ante la falta de sensibilidad social y la ausencia de un reclamo fuerte, las agresiones fueron subiendo de tono y en otros municipios sucedía lo mismo.

Los especialistas agregan que en Playas de Rosarito, María Ana Medina Pérez, candidata por el PAN, con licenciatura en enfermería, madre de familia; Dalia Salazar Ruvalcaba, candidata por Movimiento Ciudadano, arquitecta de profesión, cabeza de familia; Yolanda Argelia Cordero, candidata por el PRD, abogada y luchadora social y la ganadora, Araceli Brown, de MORENA y su coalición, tuvieron que soportar las múltiples agresiones verbales de las que fueron víctimas.

Ejemplo, en ese municipio el candidato independiente, el joven Kevin Peraza Estrada, durante los debates públicos no midió las graves consecuencias de sus señalamientos y acusaciones por el hecho de ser mujeres, por el hecho de tener carreras profesionales distintas al Derecho y una infinidad de calificativos que salían de un contexto serio del debate de ideas y verdadera política.
En este año, Playas de Rosarito, Mexicali, Tecate y Ensenada tuvieron candidatas mujeres que fueron sometidas a la violencia verbal y psicológica de sus adversarios, sin que alguna organización defensora de los derechos de las mujeres levantara la voz.

Mucho menos lo hicieron los ciudadanos “respetables”, por el contrario, hubo sectores de la sociedad donde afirmaron algunos machistas que “ellas sabían a lo que se exponían”, “ellas lo merecían por andar en la política”,
¡¡¡Habráse visto semejante idiotez, estimado lector!!!
Datos reflejan que Baja California ocupa el honroso primer lugar a nivel nacional en cuanto a las mujeres víctimas de violencia de género en sus hogares.

De todas las llamadas de auxilio que se han hecho en lo que va del año por mujeres, el 16.3 por ciento corresponden a nuestro Estado.

Hace un par de años, ante esta alarmante situación, algunos organismos serios y comprometidos con la defensa de las mujeres, solicitaron ante la Secretaria de Gobernación se otorgara la alerta de género para Baja California.

Sin embargo, tal parece que fue temporal, pues el tema ya no se volvió abordar y ahora en las recientes campañas podemos observar con claridad el nivel de machismo que existe, y peor aún, el nivel de agresión verbal y psicológica a las que son expuestas y sometidas las mujeres en nuestra entidad.

Es un buen momento para advertir que, como sociedad, estamos fallándoles a nuestros hijos e hijas, a las madres de familia, a las víctimas de violencia, a las mujeres trabajadoras que en el quehacer diario recorren ese camino espinoso de agresiones verbales, físicas, económicas y psicológicas, a las mujeres emprendedoras y profesionistas.

A aquellas que luchan desde su trinchera por alcanzar sus derechos e igualdad, ante una sociedad permisible y tolerante de estas agresiones contra la mujer.

DOS JÓVENES UNIVERSITARIOS: DOS SUEÑOS ASESINADOS: AJEDREZ POLÍTICO

universitarios*DOS FUTUROS VÍCTIMAS DEL MONSTRUO DE LA IMPUNIDAD Y CORRUPCIÓN DE NUESTRA SOCIEDAD

*MÉXICO, EL PAÍS DONDE LAS MADRES LLORAN POR SUS HIJOS

Por: SERGIO ANZURES

Melany Airam Colio y Norberto Ronquillo nunca se conocieron, eran universitarios; ella estudiaba la carrera de odontología en la UABC, campus Tijuana, y el joven la licenciatura de mercadotecnia internacional en la Universidad del Pedregal en Xochimilco. Ambos están muertos, víctimas de la desgraciada violencia e inseguridad de nuestro país.

Como todo universitario, tenían sueños: ser mejores cada día y servir a quien los necesitara.

Ya no lo podrán hacer, porque gente sin escrúpulos, dementes y asesinos les quitaron sus vidas.

En ambos casos hay coincidencias: jóvenes universitarios, nacidos en ciudades fronterizas, Melany en Tijuana y Norberto en Chihuahua, tenían 22 años y a punto de finalizar sus estudios.

Eran queridos por sus familiares, compañeros y amigos.

Hubo diferencias: a Norberto lo secuestraron (su familia pagó rescate para que lo liberaran) pero lo mataron; a Melany, la asesinaron cuando estaba con su ex novio.

El secuestro de Norberto Ronquillo el 4 de junio del presente año causó indignación nacional, sus compañeros, profesores y directivos de la Universidad del Pedregal, se movilizaron para exigir que lo liberaran.

La noche del domingo fue encontrado el cuerpo de Norberto Ronquillo Hernández, desde la mañana del lunes sus compañeros y directivos de la Universidad exigen a las autoridades detener a los culpables y decretaron tres días de duelo.

Melany Airam Colio fue asesinada el 22 de abril del presente año en Tijuana, supuestamente, su novio Edgar —cuenta en su declaración ministerial— dijo que estaban en el Parque de la Colonia Independencia de Tijuana cuando un sujeto los asaltó, le quitó el celular a su novia pero como se resistió, la apuñaló en el cuello del lado derecho.

En su vehículo Edgar llevó a Melany a la Cruz Roja de la Zona Centro — calle Once, casi esquina con Quintana Roo— pero la joven ya iba muerta.

La noticia salió en los medios de comunicación locales y redes sociales, pasó desapercibida como muchos otros asesinatos en Tijuana.

En la Facultad de Odontología de la UABC no hubo un reclamo, no salieron a la calle a exigir justicia, no hubo nada.

La dirección de la Facultad y la rectoría de la UABC no dijeron nada, se quedaron callados.
Únicamente en la página de “Desaparecidos Tijuana” en redes sociales, se exige justicia para Melany.

Ambos casos lastiman, indignan, entristecen a una sociedad mexicana olvidada por sus autoridades municipales, estatales y federales.

Una sociedad víctima de sus propios errores, como la falta de valores familiares y educativos.

Pareciera que los anhelos y sueños que tienen nuestros jóvenes se desvanecen ante la monstruosidad de mentes que lastiman y matan una parte de nuestra sociedad.

Fueron años de esfuerzo, dedicación y desvelos, gastos económicos y familias que hacen el mayor esfuerzo porque sus hijos alcancen sus sueños, pero esto no siempre sucede, porque ante la complicidad de la autoridad, deficiencia en su actuación, ineptitud, corrupción e impunidad, ese monstruo de múltiples cabezas acecha a nuestros jóvenes que día con día intentan dar lo mejor de si.

La sociedad permanece pasiva, sin capacidad de asombro, sin exigir justicia para las y los jóvenes universitarios, quizás es más fácil negar algo que no puede suceder, pero ese es el primer enemigo, la negación, pensar que no nos puede suceder y, a los demás sí.

El monstruo que acecha los sueños de nuestros jóvenes ha tomado la forma de la misma sociedad y hoy duerme con nosotros.

Es momento de despertar conciencias, es momento de exigir un derecho que tenemos los mexicanos a la justicia. Es momento de alzar la voz, porque las muertes continuarán mientras la sociedad no exija, no reclame, no haga valer su derecho a la paz y justicia.
Descansen en paz nuestros jóvenes universitarios.