Cicatrices de un árbol.

Disección Urbana

En este reseña de un árbol, no había una vez. El árbol vive a pesar de sus cicatrices profundas y algunas de ellas superficiales. Lesiones que fueron producto de atentados e intenciones de removerlo o retirarlo.

El árbol sobrevive. Seguirá dando sombra, alojamiento a otros seres que lo necesitan. Ahí está el árbol, con sus mejores frutos, hojas y tallo, destacando entre los demás que también fueron sembrados en un jardín hermoso.

En esta reseña no habrá el “había una vez”, el árbol esta presente en tiempo presente.

Autor: Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California

Organización de la sociedad civil cuyos objetivos son de carácter académico, cultural y científico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s