Prevención, delincuencia juvenil y victimización: Disección Urbana.

Por Beatriz Aguilar Alejandrez.

Los jóvenes son el futuro de nuestra sociedad y se deben tomar acciones preventivas para que su niñez evolucione lo más sano posible, este tema se ha debatido en diversos organismos, una de ellas proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, Derechos Humanos.

Al hablar sobre prevención en la delincuencia juvenil es tema sobre prevención del delito en la sociedad, por ello es necesario se procure un desarrollo armonioso desde la infancia, donde se cultive el respeto, en esa etapa del desarrollo más que control, debe haber formación, nuestra juventud debe estar enfocada en actividades útiles y ocupacionales, cada comunidad maneja necesidades específicas, las cuales deben ser identificadas, en base a esas necesidades para crear programas que ofrezcan a los jóvenes actividades educacionales. También es necesario saber reconocer situaciones de riesgo aplicando políticas progresistas de prevención. Formulación de doctrinas enfocadas en la prevención basadas en leyes, procesos estructurados con el fin de apoyar, trabajando en conjunto con instituciones, redes de servicios dispuestos y disponibles cuando se requieran, también reducir motivos o condiciones que propicien delitos, guiarse por la justicia y la equidad, todos cuya única finalidad sea velar por el bienestar de los jóvenes.

La importancia de estas acciones nos permitirá identificar que algunas conductas de los jóvenes no se ajustaran exactamente a los valores o normas establecidas por la sociedad, se debe saber reconocer que es parte del proceso de maduración, son transitorios y tienden a desaparecer, ahora bien, dar un calificativo o etiqueta a un joven por esas acciones, les puede marcar a que desarrollen comportamientos delictivos.

El fomentar programas de pertenencia en los jóvenes ayudara a fortalecer lazos entre la comunidad, en cuestiones de victimización las zonas urbanas presentan un alto porcentaje según estadísticas de ECOPRED Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia:  

28.4% sufrió acoso por los atributos del joven. 

23.5% de los jóvenes sufrió robo sin violencia.  

16.7% acoso a través de las pertenencias del joven,  

9.3% maltrato físico.  

8.2% robo con violencia.  

6.3% amenazas. 

3.5% agresiones sexuales.  

Dentro de este contexto se han realizado diversas normativas a seguir para poyar a nuestra niñez, un ejemplo de ello es: • Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. • Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. • Declaración de los Derechos del Niño. • Convención sobre los Derechos del Niño. • Reglas mínimas de las Naciones Unidas para la administración de la justicia de menores (Reglas de Beijing). 

Puntos a contemplar. 

Para que un programa funcione se deben involucrar y comprometer a diversas instituciones gubernamentales y no gubernamentales, realizar un análisis a fondo sobre cada comunidad a la que se enfoque el programa, recursos disponibles, el personal que participara debe ser competente y preparado para tomar acciones preventivas, en todos los casos la participación de la comunidad será de suma importancia, ahora bien el involucrar a los mismos jóvenes en el proceso de la prevención, aplicación de programas de autoayuda y asistencia a las victimas será de mucho beneficio.

Programas de socialización. 

Se ha propuesto la socialización de los niños y jóvenes en condiciones similares, involucrando a la familia y comunidad, respetando el desarrollo personal de estos, en igualdad y como siendo copartícipes en este proceso. 

La familia.

El bienestar de la familia debe ser prioritario para toda comunidad, los gobiernos deben de preservar la integridad y seguridad, ya que la familiar es la base principal para el desarrollo de un niño y el ambiente que debe prevalecer es la estabilidad, creando un sentimiento de permanencia, toda problemática que afecte a la familia repercute y desestabiliza, los aspectos económicos, sociales, culturales, en especial familias indígenas, inmigrantes o refugiados, en estos casos es necesario crear programas innovadores y socializadores. 

ECOPRED menciona que una buena parte de los conflictos familiares son por cuestiones económicas, así como medidas disciplinarias extremas e inconscientes o algún tipo de adicción dentro del entorno familiar.   

En estos casos en México existen programas denominados Escuela para padres, estos los orientan a implementar acciones que los unan con sus hijos, los hagan participes de su desarrollo y los motiven a la unión familiar, ofreciendo comprensión, estos programas son gratuitos y se incluyen en las escuelas primarias y son parte de la estructura educativa, aunque en mi punto de vista hay mucho camino que recorrer, ya que no está la cultura en nosotros los padres asistir y como no es obligatorio, muchos no lo siguen o consideran que no los necesitan. 

La educación.

Los gobiernos tienen la obligación de dar a los jóvenes educación pública, dentro de esta educación deben instaurar programas que fortalezcan aspectos fundamentales para el buen desarrollo mental del niño. 

Fomentar el respeto de su misma identidad, valores, diversidad cultural, derechos humanos, motivar el desarrollo óptimo de la personalidad, sus aptitudes, capacidad mental y física, se debe lograr que los jóvenes participen activamente en su proceso educativo, fomentar la pertenencia a la escuela y a su comunidad,  apoyo emocional, evitar maltrato psicológico, evitar medidas disciplinarias severas o castigos corporales, de igual forma prepararlos y orientarlos en su futuro desarrollo profesional, las oportunidades que pueden lograr si se preparan para un campo laboral competitivo. 

El sistema educativo debe trabajar en conjunto con los padres y ofrecerles información sobre la ley, derechos y obligaciones, un sistema de valores e instrumentos de cómo aplicarlos, dentro de la comunidad educativa deben preparar y formar profesores que puedan identificar, poyar y canalizar debidamente a alumnos en riego sobre adicciones o aplicar programas que ayuden a la integración de la comunidad estudiantil con grupos vulnerables, se comprendan sus problemas y necesidades. 

Los sistemas escolares deben promover con su planta docente la capacitación constante para lograr un nivel educativo elevado y aplicar criterios innovadores en sus programas de estudio, planificar y desarrollar actividades extracurriculares que sean de interés para nuestros jóvenes y que los motiven a ser mejores cada día, es importante estar alertar en la detección de alumnos en riesgo de abandonar sus estudios ofreciéndoles opciones que pueden lograr su permanencia. 

Según estadísticas del 2014 la ECOPRED, menciona que en los centros educativos: 

32.2% de los jóvenes de 12 a 18 años que asisten a la escuela fue víctima de acoso o bullying. 

15.1% sufrió otro tipo de victimización.  

Estamos hablando que cerca de 1.36 millones de jóvenes, sufrieron bullying. 

La comunidad.

Se deben instaurar programas comunitarios, evaluar y fortalecer los que ya se tienen, ya que cada comunidad tiene necesidades, problemas, intereses e inquietudes específicas, tener espacios que provean actividades de apoyo, estos proyectos deben contemplar todo tipo de programas que puedan ofrecerse de forma directa y re-direccionarlos a instancias que cubran esa necesidad, para esto deben tener personal capacitado  que sepa identificar la problemática, ya que muchos de ellos deben separarse del entorno familiar, ya que puede ser nocivo para su desarrollo. 

Dentro de estos programas debe haber servicios de apoyo en las dificultades que experimentan los jóvenes al pasar a la edad adulta, la creación de organizaciones juveniles les permite participar en asuntos comunitarios, alentándolos a proponer proyectos colectivos y voluntarios, particularmente unos que tengan como finalidad ayudar a jóvenes que lo necesiten. 

Medios de comunicación.

La comunicación y los medios utilizados para difundirla me parecen sumamente importantes para reconocer el trabajo positivo de grupos juveniles, permite motivarlos y motivar a otros a seguir ese camino, igual permite que los jóvenestengan acceso a información de diversas fuentes nacionales e internacionales, aunque en mi punto de vista ese libre acceso a ese mundo de información, es un arma de 2 filos, porque existe la exposición constante  a pornografía, drogadicción, violencia escrita, en imágenes, explotación, la apertura a ese macro-mundo puede degradar especialmente a los niños, debe de haber una regulación a ese contenido. 

Gobiernos.

El gobierno debe tomar medidas e implementar programas en todos los ámbitos para tener una sociedad cooperativa que comprenda las necesidades de nuestra niñez, en México al inicio del 2019 se abrieron diversos programas para apoyar a grupos vulnerables, mencionare 2 de ellos enfocados a jóvenes: • “Jóvenes construyendo el futuro”, en este programa se les ofrece un apoyo económico mensual a los jóvenes que no trabajan y no estudian, edad entre los 18 y 29 años, ese incentivo se les ofrece a la par de una preparación encaminada al mercado laboral, a través de un tutor que los orientara y preparara con las herramientas necesarias para que den pasos firmes en dicha área. • “Beca Benito Juárez” este programa ofrece un apoyo económico bimestralmente, único requisito es que el alumno esté inscrito en escuela pública de cualquier nivel educativo. • En ninguno de estos apoyos se les pide cuentas de como gastan ese dinero, ya que tiene la libertad de usarlo en lo que más les haga falta. 

En aspectos de Victimización el gobierno mexicano ha instaurado programas de transportes seguros llamados “Atenea” donde son exclusivos para mujeres jóvenes o mayores, esto para disminuir los reportes de acoso en los trasportes públicos, asignaron también un vagón del metro para el mismo cometido, complementando esto instalaron cámaras de seguridad con botón de pánico en diferentes puntos de la ciudad, las cuales son monitoreadas para apoyar de forma inmediata. 

Prevenir reduce la probabilidad de actos violentos a largo plazo, las estadísticas de “victimización juvenil” demuestra que las víctimas de violencia son altamente más propensas a ser delincuentes violentos y que la victimización a edad temprana aumenta esta probabilidad. 

La violencia y la delincuencia por ser fenómenos multicausales deben ser prevenidos de manera integral, atendiendo diversos factores que cubran, al joven, a la familia, escuela, comunidad y todo esto con apoyo de buenos programas gubernamentales, la creación de entornos seguros para una convivencia armoniosa reducirá la vulnerabilidad de los jóvenes en riesgo.

Autor: Sociedad de Ciencias Forenses en Baja California

Organización de la sociedad civil cuyos objetivos son de carácter académico, cultural y científico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s